3 Consejos sobre el uso del color para el diseño web


El color es uno de los componentes más importantes del diseño, pues existen muchos elementos psicológicos ligados a su uso, y es también uno de los medios subjetivos más poderosos con que cuenta el diseñador para expresar y reforzar la información de una página web.

Por eso hoy vengo a darte algunos consejos sobre cómo utilizar el color en el diseño web, ya que éste es un paso imprescindible a la hora de determinar tanto la composición como el diseño general de nuestra página.

Para ello lo primero que debes saber es que los colores tienen su lenguaje y por sí solos pueden dar un significado o comunicar una idea, pero ésta no será necesariamente la misma para todas las personas, por lo cual debes seleccionarlos atendiendo a las tres sencillas recomendaciones que ahora te muestro:

Conoce a tu público

Como ya te he comentado en otras ocasiones, antes de dar cualquier paso debes tener en cuenta qué personas deseas que visiten tu web de forma mayoritaria, y hacia ellas enfocar tu diseño.

Piensa en edades, sexos, nacionalidades, niveles de instrucción, etc., o sea, todo lo que te pueda dar una idea general sobre cuáles son sus principales gustos e intereses.

Partiendo de esto puedes comenzar a pensar en cuáles colores o tonos puedes utilizar para atraer al público que deseas y ayudarlo a identificarse con tu web. Por ejemplo, los más utilizados son: tonos pastel para niños y niñas, brillantes para adolescentes y jóvenes, fuertes o fríos para hombres, y claros o cálidos para mujeres.

De acuerdo a esto puedes seleccionar los que mejor te convengan, como ha hecho Clique al combinar el azul claro y el blanco, dando sensación de juventud, amistad y optimismo:

clique

Utiliza la psicología del color

Los colores cargan con la parte emotiva del diseño, pues cada uno despierta diferentes sensaciones que nos hacen reaccionar. Por eso apóyate en la psicología del color para comunicar lo que deseas de manera tal que el usuario se identifique enseguida con la emoción que estás buscando provocar.

Por ejemplo, las tonalidades de la parte alta del espectro (rojos, naranjas, amarillos) suelen ser percibidas como más enérgicas y extrovertidas, llenas de fuerza y vitalidad, mientras que las tonalidades de las partes bajas (verdes, azules, violetas) suelen provocar una sensación más relajada e introvertida.

Para conocer más, te recomiendo leer la entrada sobre la psicología del color, y para que tomes un ejemplo fíjate en la página de Tower Babel, que ha combinado el blanco con tonos amarillos y naranjas para provocar una sensación de pulcritud y vitalidad:

tower

3. Crea armonía

Claro, la armonía es imprescindible para lograr un diseño que atraiga y “enamore”, pues el color también debe estar equilibrado y contrastado, lo mismo que el resto de los elementos del diseño.

Para ello ten presente que por lo general no es bueno utilizar demasiados colores en el diseño, ya que crean una sensación de desorden que puede llegar a confundir al usuario o hacer que éste rechace lo que ve. Yo te recomiendo que no utilices más de tres a menos que sea imprescindible, y si en vez de eso puedes combinar distintas tonalidades de un mismo color, mucho mejor.

No obstante, también puedes apoyarte en colores “parecidos”, o sea, cercanos en la gama cromática, pero si lo que buscas es crear contraste, apóyate en los colores situados en el extremo opuesto de la gama, con lo cual podrás resaltar aquellos elementos que más te interesen.

Eso es lo que hizo Sunday Morning NY:

sunday

Además, puedes equilibrar tu diseño a partir del peso de los colores, que te ayudarán a delimitar las proporciones de los elementos de tu página y definir sus distintas áreas tonales. Para ello ten en cuenta que los tonos cálidos tienen más peso visual que los fríos, los colores saturados pesan más que los desaturados, y los oscuros más que los claros.

Como última recomendación, puedes utilizar el color para crear el punto de impacto visual de tu página, o sea, el elemento dominante que deseas resaltar y hacia donde quieres dirigir la mirada del usuario, y recuerda dejar siempre espacios en blanco para que el diseño respire. Mira como lo hizo Vital Herblist para resaltar las letras:

vital

Conclusiones

Las emociones, sensaciones e información general que expresan los colores forman parte fundamental de la base de un buen diseño, por lo cual su correcto uso puede ser la clave de nuestro éxito.

Tanto si pensamos en ello como si no, cuando elegimos un color ya estamos aportándole significados a nuestra página, y por tanto es necesario seleccionarlos muy bien, comprendiendo la influencia que pueden tener sobre lo que diseñamos.

Los consejos que te he dado hoy te servirán para conseguir diseños armoniosos y atractivos, pues la función principal del color en el diseño no es simplemente adornar: es atraer, informar, cautivar y convencer.

¿Te ha servido de ayuda? No olvides dejarme tus opiniones en los comentarios.