¿Quieres ser el primero? Aprende SEO. Parte 1


Actualmente todos los que diseñamos sitios web, ya sea para alguna empresa, negocio, emprendimiento personal o por estar aprendiendo y publicamos el mencionado sitio, deseamos que este aparezca en los primeros resultados de los buscadores.

Para lograr esto tenemos que conocer cómo funciona el proceso mediante el cual se realizan las búsquedas, el posicionamiento en buscadores o la optimización en motores de búsqueda. Todo lo anteriormente dicho pudiera confundirte si solo utilizara estas palabras pero, cuando utilice las siglas SEO (Search Engine Optimization), de seguro sabrás de qué te hablo.

Y ese es el tema del que quiero proponerte algunas sugerencias en este artículo.

Para comenzar debemos tener bien presentes dos principios básicos de la publicidad online y estos son:

No debemos buscar a nuestros clientes, sino lograr que ellos nos encuentren. Para que esto suceda debemos lograr que nuestro sitio aparezca dentro los primeros resultados de la búsqueda que este potencial cliente realice.

Aprender a invertir lo mínimo y ganar lo máximo. ¿Cómo lograr esto? Gracias a la Analítica Web.

Posicionamiento web

Lo que haremos es centrarnos en el principal motor de búsqueda, Google, puesto que es el que mayor porciento de búsquedas realiza a petición de usuarios con un 70 %.

Para lograr que nuestros potenciales clientes nos encuentren debemos aparecer en la primera página pues es donde se concentra la mayor cantidad de internautas en sus búsquedas. Estar en la segunda, tercera o cuarta página no es muy aconsejable dado a que los usuarios pocas veces examinan los resultados que aparecen en ellas.

Para esto tenemos dos formas una es con los AdWords, que no es más que publicidad patrocinada que se realiza mediante pago garantizando que nuestro sitio aparezca entre los primeros lugares y la otra es haciendo un buen trabajo SEO para que los buscadores posicionen entre las primeras páginas de sus búsqueda la nuestra.

Existe un término mucho más amplio que abarca lo que es la publicidad online y que se conoce como SEM (Search Engine Marketing) y que engloba toda la publicidad que se puede pagar en Internet y que tendrán como base los sitios a los que hayamos pagado para que publiquen nuestro enlace.

Ejemplos de anuncios de este tipo pueden ser banners, pop-ups, videos. Estos últimos tienen un protagonismo tremendo ya que se hace más atractivo visualmente un anuncio de un producto con imágenes, texto y demás componentes en movimiento, siguiendo una secuencia que estimula a visitar el sitio, efecto que es mucho menor que el logrado por la tradicional publicidad de texto simple.

Cuando utilizamos los AdWords de Google, al mostrar el resultado de las búsquedas, estos anuncios de pago aparecen en la parte superior destacados en amarillo y también a la derecha de la misma.

Este método nos da la posibilidad de hacer publicidad en cualquier idioma y en cualquier parte del mundo, sin tener que estar en el lugar y ahorrándonos gastos por concepto de pasaje y demás.

Ahora bien, esto no es como la publicidad tradicional por la que se paga por aparecer en una determinada edición impresa o durante la transmisión de un programa.

Con los AdWords de Google solo pagaremos cuando un cliente haga clic en nuestro anuncio y entre a nuestro sitio. Así sabremos cuanto necesitamos invertir en realidad para promocionar nuestro sitio y será una vía para aumentar o disminuir el presupuesto que hayamos asignado para respaldar este anuncio además de tener la posibilidad de conocer en tiempo real cuanto hemos pagado por él.

Lo anterior aplica para los resultados de búsqueda en los que hemos contratado publicidad.

Pero esto no es lo único. También deberemos escoger las palabras claves que asociaremos a estos anuncios, pues el usuario al realizar una búsqueda escribe las palabras que más se identifican con lo que necesita, de ahí que una correcta selección ayuda a que la inversión que realicemos en ellos no sea un desperdicio. Esto también lo deberemos implementar cuando no hayamos contratado publicidad pues de lo contrario las posibilidades de aparecer en los primeros planos serán casi nulas.

Para el caso de los resultados que aparecerán sin haber pagado por ello, lo que se conoce como Posicionamiento Web Natural o SEO, debemos también centrarnos y aplicar tres criterios básicos, a saber:

  • Estructura: Se refiere a la forma en que está conformada nuestra página. Por ejemplo, los menús deben estar en formato texto para que Google pueda leer todo el contenido de nuestro sitio.
  • Contenido: Debe estar enfocado a los usuarios que queremos atraer a nuestro sitio, sin atiborrarlos de palabras rebuscadas o demasiado técnicas. Tampoco debemos copiar contenido de otros sitios y lo publicado ha de gustarle a los usuarios para que se hagan eco de nuestro sitio, convirtiéndose de este modo en publicitarios de nuestro sitio y ayudando a aumentar el tráfico y por ende la cantidad de personas interesadas en nuestro producto.
  • Enlaces externos: En cuanto a los enlaces, mientras mayor sea la cantidad de sitios que apunten a nuestra página, dígase redes sociales, blogs, páginas de otras empresas o usuarios, más importante resultará nuestro sitio a los algoritmos de búsqueda de Google y por lo tanto mayores serán las posibilidades de aparecer en los primeros puestos de búsquedas.
    Estas son formas con las que podemos estimular a que el cliente nos encuentre y no seamos nosotros los que tengamos que salir en su búsqueda.

En un próximo artículo abordaré la Analítica Web como complemento y método de obtención de resultados de la publicidad que hayamos implementado para nuestra página web.

Hasta entonces…