Red Hat Enterprise Linux 7 (RHEL) – La Magia de lo Místico.


Con un número de versiones casi enigmático Red Hat, el proveedor líder mundial en soluciones open source ha anunciado el lanzamiento de Red Hat Enterprise Linux 7. Luego de tres años de intenso trabajo, la compañía de Redmond, incluye en su sistema una gran cantidad de novedades que ponen de nuevo a RHEL en el punto de mira, luego de su último lanzamiento en el 2010. Con el tradicional soporte de 10 años Red Hat propone crear las bases para todo lo que demande el mundo del cloud computing en el futuro.

Que hay de nuevo?

Entre los aspectos nuevos más destacables de Red Hat 7 se encuentra la inclusión de la herramienta Docker que permitirá una administración más sencilla y profesional de contenedores que despliegan un entorno de ejecución para un sistema operativo con sus correspondientes librerías. Esto hace posible ejecutar varios entornos de producción en un mismo servidor sin necesidad de crear máquinas virtuales así como prescindir de sistemas operativos embebidos. Básicamente todos los contenedores (dockers) comparten el mismo kernel y un grupo de librerías en un entorno de ejecución minimizando así el uso de recursos de hardware al no tener que cargar un sistema operativo completo. Además esta herramienta permite delimitar el uso de los recursos, con un alto grado de personalización, entre los diferentes contenedores sin que haya interferencia o competencia por dichos recursos. Esto no significa que Red Hat abandone KVM en el área de virtualización, que seguirá siendo pieza clave en sus soluciones corporativas.

La decisión de asumir XFS como sistema de ficheros por defecto es otro de los méritos a destacar de este nuevo lanzamiento. Con la posibilidad de gestionar particiones de hasta 500 terabytes XFS destaca por encima de Btrfs, que ha sido adoptado por Oracle y SUSE como solución de almacenamiento de cara al futuro. Los responsables de RHEL 7 afirmaron que Btrfs aún no está lo suficientemente estable para entornos de producción aunque decidieron incluirlo como opción para aquellos que lo prefieran.

MariaDB será el Sistema Gestor de Base de Datos (SGBD) por defecto, sustituyendo así a MySQL y convirtiéndose Red Hat en el primer sistema operativo corporativo en incluirlo por defecto. Este pudiera ser uno de los primeros pasos en el camino hacia el abandono de MySQL en la web, aunque en este sentido hay que tener en cuenta la resistencia al cambio de la mayoría de los programadores lo que favorece aún al servidor de Oracle.

El relevo de Upstart por systemd y la selección de GNOME Classic como entorno por defecto no es sorpresa porque ya se había adelantado algo al respecto. A nivel de servidor, el uso de systemd propone una revolución en el manejo y uso de NU/Linux. Desde hace mucho tiempo los usuarios del escritorio Linux llevamos disfrutando de las bondades de systemd, que simplifica el manejo del sistema operativo en algunos aspectos, haciendo más sencillo el manejo de los servicios del sistema. Ante la poca seguridad ofrecida por GNOME Shell los responsables de RHEL 7 decidieron ir al seguro y decantarse por GNOME Classic que si bien no trae nada innovativo si ofrece la estabilidad de un entorno bien probado.

La introducción de Red Hat en Centros de Datos heterógeneos se verá favorecida por la mayor interoperabilidad con sistemas Windows gracias al nuevo soporte para el trabajo con Active Directory ofrecido por la tecnología Cross-realm trust. Además se actualizó el kernel a su versión 3.10 y se ha mejorado la experiencia de instalación con Anaconda.

Construido para satisfacer las demandas de los Centros de Datos modernos así como los requisitos IT (Infraestructura Tecnológica) de nueva generación, esta nueva versión de RHEL 7 tiene mucho que ofrecer con un producto acabado y revolucionario en entornos de producción que marcará un momento histórico en la computación corporativa.

Toda la información acerca de este nuevo lanzamiento está disponible aquí.

Latest posts by Alberto Aragon Alvarez (see all)